logotipo interway

En Familia de acogida o en residencia

10 de febrero · 0 comentarios

¿En familia o en colegio?

Si tienes en mente viajar al extranjero para estudiar un curso de inglés, te contamos las dos opciones de alojamiento que puedes elegir para vivir durante tu estancia. ¡Aprende y mejora tu nivel de inglés de una forma fácil conviviendo con personas nativas!

Viajar al extranjero, además de ser una experiencia inolvidable, es una gran oportunidad para aprender un idioma, conocer nuevas culturas y descubrir un nuevo país. Todo ello haciendo nuevos amigos con los que vivir y compartir esta aventura.

Pero cuando decidimos pasar una estancia fuera de casa nos suele surgir una duda importante, no sabemos cual es el tipo de alojamiento que más nos conviene para sacar el mayor rendimiento a la estancia aprendiendo inglés.

En los cursos de inglés en el extranjero, lo más habitual es que los estudiantes elijan entre dos opciones, vivir en una familia o en la residencia del colegio. Cada opción tiene unas ventajas de las cuales podrás sacar el máximo partido a tu estancia y aprender inglés de forma rápida y sencilla.

Vivir con una familia anfitriona

Alojarse con una familia nativa es una de las opciones más recomendables para vivir una completa “inmersión lingüística”. Aprender inglés en familia en un curso de inmersión es una experiencia muy interesante porque podrás vivir de primera mano las costumbres típicas de la ciudad y disfrutar de sus tradiciones.

Es una buena forma de mejorar tu nivel de inglés, ya que podrás practicar con tu nueva familia mientras, por ejemplo, preparéis juntos la comida o cuando os sentéis todos en la mesa a la hora de la cena. Al vivir a diario con gente nativa y ver la televisión en inglés, podrás aprender la pronunciación, expresiones coloquiales y diferentes formas de hablar. Esto es lo que más te ayudará para aprender el idioma y poder comunicarte de manera más fluida.

No te preocupes si al principio te cuesta hablar en inglés, es normal que durante los primeros días estés nervioso. Estás fuera de casa y con una familia que aún no conoces, pero poco a poco irás cogiendo confianza con tu nueva familia que te acogerá con los brazos abiertos. Tendrás más soltura y te costará menos esfuerzo hablar en inglés.

Vivir en un colegio/residencia

Por su parte, vivir en una residencia tiene grandes ventajas, y es que contarás con una ubicación privilegiada. Normalmente suelen estar en el centro de la ciudad y a pocos minutos del colegio donde estés estudiando el curso de inglés.

Si eres joven y buscas un ambiente más independiente lo encontrarás en las residencias. Podrás aprovechar para conocer gente nueva de otros países y hacer amistad con ellos en las salas comunes como la sala de juegos, de televisión, la cocina o comedor, etc. Además, es la mejor manera de socializar y conocer gente nueva cuando viajas solo.

En tu tiempo libre podrás realizar numerosas actividades en las instalaciones que te ofrece el colegio o la residencia. Estos cuentan con instalaciones académicas como biblioteca, sala de informática, teatro, etc. hasta instalaciones deportivas como gimnasio, piscina, pista de tenis, etc. Todo ello pensado para que disfrutes al máximo de lo que las residencias te pueden ofrecer y compartir tu ocio con tus nuevos compañeros.

El alojamiento es una decisión muy importante, ya que marcará tu estancia en el extranjero. Por eso debes elegir el que más se adapte a tus expectativas y a tus necesidades. Tanto vivir con una familia nativa o en una residencia son una oportunidad para convivir con personas de habla inglesa y hacer con ellos la misma vida que harías en tu casa.

A hablar en inglés se aprende hablando y practicando todos los días con otras personas. Por eso la mejor opción para completar el aprendizaje del inglés es hacer una inmersión total en un país de habla inglesa durante un tiempo, ya sean semanas o meses.

Las ventajas de estudiar un idioma en el extranjero son muy evidentes, pero no somos lo suficientemente conscientes de todo lo que se puede adelantar en unas semanas debido a que es la forma más natural y sencilla de aprender una lengua extranjera.

Es un gran paso para terminar de dominar el idioma, y mejorar tu nivel de inglés tanto hablado como escrito. También tendrás la oportunidad de aprender descubriendo nuevos países como Estados Unidos, Inglaterra, Irlanda, Canadá, Australia, etc.

Viajar y estudiar es un forma muy divertida de aprender inglés, y no sólo lo harás de una forma rápida ya que también disfrutarás mucho más de la experiencia. Harás grandes amistades de diferentes nacionalidades con los que podrás planear visitas y excursiones para conocer el país. Por eso si estás pensando en estudiar un curso de idiomas en el extranjero…¡no lo dudes más! ¡Vive una aventura única con InterWay que no olvidarás!

 

Busca en nuestro blog

Únete a la comunidad Interway

Suscríbete a nuestra NewsLetter

Suscribirse