logotipo interway

Lucia: la primera semana más loca

2 de septiembre · 0 comentarios

Soy Lucia ya he pasado una semana con InterWay en Louisiana y me gustaría compartir con vosotros mi primer día de instituto, mi primer huracán y… mi primer todo.

Después de haber llorado todo lo que tenía que llorar con mis padres y darles todos los abrazos me monté en el avión rumbo Dallas. Aterrice después de convertirme en la loca del aeropuerto y correr más que en toda mi vida para llegar al segundo vuelo. Y después de que todo el mundo me dijese que no lo lograría llegué a tiempo a mi destino. Descubriendo que el tiempo en Louisiana es básicamente el mismo que la jaula de los cocodrilos en el Zoo. Ahí conocí a mis padres americanos la familia Dufour que en nada se han convertido en unos segundos padres para mí.

Al día siguiente como buena española quería dormir hasta las 12 de la tarde pero me levanté a las 4 de la mañana por el jet lag y conocí al resto de la familia.También tuve mi primera experiencia en Wal-Mart donde no sabía dónde mirar y todo es más grande que tu cabeza. Fuimos a misa por la tarde y la verdad me gustó bastante. El cura es filipino y no me siento tan extranjera en la iglesia. Luego fuimos a un restaurante dónde todo seguía siendo más grande que tú.

El domingo quería dormir pero resulta que es el día más ocupado de la semana. Fuimos a conocer a los padres de mi madre americana a experimentar de primera mano la vida granjero americana y me di cuenta que todo el mundo aquí tiene perro. También me llevaron a ver los cocodrilos del casino que hay cerca, porque a mí no me hace mucha gracia el hecho de que haya cocodrilos en el río y a mis padres americanos le hacen mucha gracia que les tenga tanto respeto, ya que aquí van de caza de cocodrilos.

El lunes empecé a encontrarme mejor del jet lag. Conseguí mi uniforme para el instituto, un polo morado o blanco con unos pantalones kaki, color más feo imposible. Flipé porque los alumnos de mi instituto van en zapatillas de estar por casa.

El martes fue mi primer día en el instituto, ya que por el coronavirus no podemos ir todos los días, y vamos semipresencial porque aquí en el sur hay más reacios a seguir las normas covid y ponerse la vacuna, un problema muy gordo que no veo como lo solucionarán. El sistema educativo de momento me fascina y los profesores me han tratado muy bien. Todavía tengo que adaptarme.

El miércoles fui otra vez al instituto y me empezaron mandar muchos deberes aunque uno de ellos era verme una película de Disney. Me preguntaron si teníamos teléfonos en España y comprobé por mí misma que la geografía no es lo suyo. También intenté mi primera tortilla española pero por respeto a mi país la vamos a llamar tortilla francesa con patatas al lado.

El jueves pasé la mañana en casa haciendo deberes para mí instituto y por la tarde fui a una reunión del consejo estudiantil y la verdad me ha gustado mucho hacen elecciones de verdad en primavera y tú pones tu granito de arena en el centro. En el instituto las personas quieren aprender español conmigo y hasta mi profesor de historia me ha preguntado si podemos tener una conversación de práctica. Como he llegado tarde, muchas actividades están llenas o por el covid no se realizan pero yo intento unirme a lo que sea. Espero que en primavera haya más variedad.

El viernes lo pasé regular porque estuve tanto tiempo sola que tuve Homesickness, llamando a todo el mundo en España y me desahogue con mi madre americana. Fue mi primer partido de fútbol americano, nadie supo explicarme cómo funcionaba el juego, porque estaban más entretenidos con sus colegas que viendo el partido, pero es un momento que está bien para conocer gente.

El sábado siguiente fui a mi reunión de estudiantes de intercambio me lo pasé genial y conocí a mucha gente en mi misma situación. Por la tarde nos preparamos para el Huracán que al final no ha sido nada en mi zona, pero una experiencia más. Aunque estamos en temporada de ellos y seguramente haya otro pronto.

En conclusión me dado cuenta que Louisiana no es una película y que tengo mucha suerte de vivir la experiencia que estoy viviendo. ¡Ah! Y de momento no me ha comido ningún cocodrilo….

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Busca en nuestro blog

Únete a la comunidad Interway

Suscríbete a nuestra NewsLetter

Suscribirse